the Creative dots consolida su presencia en el mercado internacional

the Creative dots (tCd) se alía con Gerrit Jessen, consultor internacional, que cuenta con más de 25 años de experiencia empresarial y know-how en las áreas de crecimiento estratégico, gestión y formación de empresas, asociaciones e instituciones en el sector de eventos globales.

Esta alianza estratégica supone un hito para tCd al consolidarse como una consultora “glocal” que activa políticas de transformación cultural Customer Centric dentro de las empresas del Sector MICE.

“Nuestra condición de startup nos permite ser flexibles y dar respuesta a las necesidades de la Industria. Esta Alianza con Gerrit Jessen supone una gran oportunidad para consolidar nuestra presencia en este mercado y seguir ofreciendo a las empresas soluciones innovadoras para que sean más competitivas y rentables en la gestión de la experiencia del cliente de eventos y reuniones”, afirma Ángeles Moreno, fundadora y CEO de the Creative dots.

tcd_MeetTheExpert2_729.jpg

Hoy en día, la principal ventaja competitiva de las empresas es la gestión excelente de la Experiencia de Cliente. Las personas, los procesos y la innovación son esenciales para impulsar una estrategia de Experiencia de Cliente eficaz, diferencial y única. La aplicación de Metodologías de Innovación es clave para el desarrollo de esta estrategia.

tCd cuenta con su propia Metodología de Innovación: tCd CX. Un método que activa el pensamiento ágil en cuatro fases en las cuales: se auditan los procedimientos de gestión del cliente de eventos, se mide su satisfacción, se capacita al Equipo responsable con un contenido ad-hoc y se identifica al talento interno con el fin de seguir dotándole de conocimiento y herramientas que le permita crear experiencias memorables.

El objetivo es contribuir a la entrega de una propuesta de valor única y diferencial, alineada a los objetivos de negocio de la compañía (ROI), que afiance el plan de captación y fidelización de clientes.

“tCd CX involucra a toda la organización en un proceso de transformación en el que se sitúa al cliente en el centro de la toma de decisiones. Para ello, se proporciona a los equipos las herramientas necesarias para desarrollar competencias y capacidades que consoliden una Cultura Excelente de la gestión del Cliente MICE”, señala Gerrit Jessen.